14.3.05

Cuenta con nosotros

Rhythm 5. La artista sujeta unos listones de madera. Durante hora y media los coloca en el suelo disponiéndolos cuidadosamente hasta construir una contundente y sólida estrella de cinco puntas. Cuando termina de conformar la figura, parsimoniosa, rocía con gasolina la madera y le prende fuego. Luego, rodea la estrella mientras va cortándose su larga melena y las uñas, las cuales, deposita con devoción en los extremos en llamas. Desafiante cruza el fuego, que debido al tiempo transcurrido y al combustible ha tomado una altura considerable, y se tumba en el centro, ajustando la posición de brazos, piernas y cabeza a los cinco ángulos agudos que constituyen la ardiente estrella desde el interior Los minutos pasan, el humo inunda el ambiente. Los espectadores turbados se percatan que debido a la falta de oxígeno la mujer ha perdido el conocimiento. El fuego aún gana virulencia mientras la madera comienza a tornarse en ceniza, temiendo por su vida, entran a rescatarla.
Rhythm 10. En otra ocasión, la artista invita al público a hacer con ella simplemente lo que quiera. Facilitándoles la labor y las intenciones, coloca en una mesa hasta setenta y dos utensilios, tales como una pluma, tijeras, cadenas, un hacha, una pistola cargada, cuchillas de afeitar… La artista incita a utilizarlos, pues ella misma se autolesiona. Los espectadores alarmados van pasando frente a ella. Poco a poco, comienzan a manipular los objetos, la violencia hacia el cuerpo desnudo de la performer tímidamente se acrecienta. Ante la escalada de agresividad, el público toma conciencia del hecho y cesa la incipiente laceración, concluyendo así con la performance.
Ambas performance terminan cuando el público ante la inmediatez y magnitud de la desgracia toma partido y actúa.
Yugoslavia, inicios del siglo XX. Guerras Balcánicas. Entre 1912 y 1913 Serbia, Montenegro, Grecia, Rumanía, Bulgaria y el Imperio Otomano entran en conflicto por los territorios turcos localizados en la Península de los Balcanes. Estas guerras avivaron el ya inestable equilibrio europeo que llevó al estallido de la I Guerra Mundial. Yugoslavia, mediados del siglo XX, II Guerra Mundial. Las operaciones alemanas contra Grecia y Yugoslavia dieron comienzo el 6 de abril de 1941. Belgrado cayó una semana después al rendirse el ejército yugoslavo, pero las guerrillas presentaron batalla durante toda la guerra. Yugoslavia, Guerra Fría, Gobierno de Tito. Yugoslavia, inicio años noventa del siglo XX, Guerra de la Antigua Yugoslavia. Conflicto bélico surgido a partir de la desintegración de la antigua Yugoslavia entre 1991 y 1995, en el cual, los grupos étnicos croatas, serbios y musulmanes combatieron entre sí en una guerra civil en la península de los Balcanes. Yugoslavia, fines de los años noventa del siglo XX. Conflicto de Kosovo. Conflicto bélico que estalló en la región serbia de Kosovo durante la primavera de 1998, entre el Ejército serbio y el Ejército de Liberación de Kosovo, que pretendía defender los intereses de los kosovares musulmanes de ascendencia albanesa que habitan la región.
Un siglo repleto de cientos de miles de muertos, de criminales de guerra, de conflictos étnicos, de violentas desmembraciones. La sangrienta historia de un siglo, a fin de cuentas, similar en cualquier otra región europea.
Todos estos conflictos terminaron cuando la comunidad internacional ante la inmediatez y magnitud de la desgracia tomó partido y actuó.
Desde el inicio de su carrera a principio de los setenta Marina Abramovic (Belgrado 1946) fue pionera en el uso de la perfomance como forma de arte plástica. Su principal territorio de experimentación artística ha sido su cuerpo y su mente, explorando los límites del dolor y la resistencia. La semilla de su actividad artística germina en la propia introspección ajena a todo complejo y prejuicio constituyendo sus acciones un mapa emocionalmente intenso de la búsqueda por una profunda espiritualidad que le confiera un equilibrio vital, un nivel de conciencia superior.
La video instalación Count of us que acoge por primera vez en España Artium se despliega mediante cinco grandes pantallas cuya disposición conforma una estrella de cinco puntas. En cada proyección de las diferentes acciones realizadas, la artista bucea en los mismos iconos y mecanismos cuando en los años setenta realizó la serie Rhythm. De un carácter más lírico que las anteriormente descritas, efectuadas treinta años antes, Abramovic es ajena a la evidente reinterpretación política de la obra. La cual, surge desde el título, gracias a esa irónica aseveración siempre esperada por las víctimas –cuenta con nosotros o cuenta con Estados Unidos, como queramos traducirlo. Aún así, la artista yugoslava insiste en la importancia del reflejo emocional al hecho del desconsuelo y vergüenza que le producen los conflictos que han tenido lugar de su tierra natal.

1 comentario:

soledad iturri dijo...

solo saber si sos el mismo javier que conosco aquel visionario atrapado en la mediocridad del entorno sos aquel que no fue profeta en su tierra, ser mas reconocido afuera mas que adentro¿?